martes, 23 de septiembre de 2014

Cocido madrileño con productos castellanos. ConamaChef

Ayer se lanzó un concurso que aúna medio ambiente y gastronomía: ConamaChef. Esta lanzado por el grupo de trabajo de redes sociales y medio ambiente de Conama, que coordino junto a Clemente Álvarez, y que este año cuenta con más de 70 personas y 50 entidades del sector ambiental. Podéis ver las bases aquí.

Aunque soy parte del jurado, y mi receta va fuera de concurso, no me resisto a participar en un concurso tan interesante y que espero que cuente con mucha participación... y mucho debate detrás.

Este concurso, fue la idea seleccionada entre medio centenar que llegaron al grupo de trabajo, y las entidades participantes van a realizar una campaña de comunicación de manera altruista. Además, los datos obtenidos de su repercusión en redes sociales serán presentados en Conama 2014.

La receta que presento es un plato tradicional muy conocido y de los que más apetecen cuando vienen los días fríos: el cocido madrileño


Ingredientes:

- 300 gramos de garbanzo pedrosillano
- 1 Chorizo
- Un hueso de espinazo
- 1 Morcilla de Burgos
- 1 Tocino
- Una punta de jamón
- 2 Puerros
- 1 Cebolla
- 3 Zanahorias
- Pollo
- 3 Patatas
- Fideos


Elaboración:

En primer lugar, debemos poner en remojo los garbanzos la noche anterior a cocinarlos en agua a temperatura ambiente.

Primero se prepara el caldo. Para ello cocemos el hueso de punta de jamón, hueso de espinazo y los restos de pollo 15 minutos en agua hervida.

Luego colamos ese caldo y lo metemos en una olla a presión, junto con el tocino, los puerros, la cebolla, las patatas y zanahorias (previamente peladas) y los garbanzos escurridos y metidos en una red. Rellenamos con agua y añadimos de nuevo el hueso de punta de jamón, hueso de espinazo y lo cocinamos todo junto en la olla a presión durante 1 hora.

Abrimos la olla e incluimos el chorizo, la morcilla y los fideos y lo dejamos cocer durante diez minutos. ¡y ya tenemos nuestro plato!



Valoración ambiental:

Una de las claves para realizar este plato de una forma sostenible y respetuosa con el medio es la procedencia de sus ingredientes


Es clave la elección de cada uno de los productos

En este caso he utilizado ingredientes procedentes de Madrid y las Comunidades Autónomas limítrofes, con una distancia máxima de poco más de 200 km:

- Garbanzo pedrosillano cultivado en Tierra de Campos y en La Mancha, en zona de Red Natura 2000. Este proyecto, de la Fundación Global Nature busca fijar población en el medio rural, a la vez que recuperamos nuestras legumbres tradicionales.

- Chorizo, espinazo, tocino y hueso de punta de jamón de Salamanca y Ávila, morcilla de Burgos.

- Para hacer el caldo se han utilizado, además, sobras de pollo pedidas en la pollería tras comprar un pollo entero, en vez de por partes, al ir a comprar filetes para otros platos.

- Todos los productos comprados en tiendas cercanas a casa, sin necesidad de utilizar el vehículo para ir a comprarlo.

- Cocinado en olla a presión, lo que permite ahorrar algo de energía. La comida sobrante, al congelador, y servirá para comer otros días.


No hay comentarios: